Espontáneos culturales

Desde el área de comunicación del Museo del Prado me cuentan que en las conferencias que programan no admiten preguntas. Antes lo hacían, pero observaron cómo algunos de los oyentes se confundieron. Unos, daban una charla paralela, otros puntualizaban con demasiado rigor al conferenciante, alguno incluso lo increpaba. Pensé que era una decisión un tanto radical hasta que el […]