Maastricht. Capital mundial del arte y las antigüedades

274 galerías de 22 países se dan cita hasta el próximo 23 de marzo en Maastricht. La feria celebra este año su 27ª edición

Tefaf Maastricht es la mejor feria de arte antiguo del mundo. Avalan su prestigio tanto la calidad de las piezas expuestas como la importancia que concede a la expertización en la que intervienen nada menos que 175 expertos internacionales de 29 especialidades diferentes, a fin de asegurar la calidad, autenticidad y condición de cada una de las obras. La pintoresca ciudad holandesa de Maastricht se convierte, del 14 al 23 de marzo, en la capital mundial del mundo del arte: 274 galerías de 22 países por los que estos días pasarán unas 73.000 personas.

Cinco galerías españolas

Este año son cinco las galerías españolas que están entre las 260 seleccionadas. La catalana Artur Ramon Art ha preparado una esmerada propuesta que incluye un valioso plato de Alcora decorado en azul, de 60 cm y en perfecto estado por el que se piden 100.000 euros. “En Tefaf encuentras el mejor público, tanto clientes particulares como museos -explica Artur Ramon i Navarro- Mis mejores ventas han sido un dibujo de Giovanni Battista Tiepolo, Cabeza de hombre anciano de perfil que adquirió la National Gallery de Ottawa; dos dibujos de Lucas que compró el LACMA; y el cuadro de gran formato Crack Up de Miquel Barceló que fue a una colección privada europea”.

“Llevamos varios años luchando por introducir en el mercado internacional obras alternativas de gran calidad y atractivas -aseguran los anticuarios Jorge Coll y Nicolás Cortés de Coll & Cortés Ltd con sedes en Madrid y Londres -. Para esta edición hemos reunido piezas emblemáticas del escultor granadino Pedro de Mena, el mayor exponente del Barroco español en escultura, que firma la pareja de bustos de Ecce Homo y Mater Dolorosa. El precio se ha fijado entre 1 y 2 millones de euros”. Esta será la tercera edición en la que participan Coll & Cortés. “El año pasado nuestra obra estrella fue la escultura Hércules y el Centauro de Antonio Sussini, el más fiel ayudante del escultor de los Medici, Giambologna. Y hace dos años vendimos un Murillo, un maravilloso óleo sobre lienzo de San Roque, muy representativo de los primeros años del artista”.

La galería López de Aragón ofrecerá un lienzo de Murillo (Virgen con Niño); un espectacular cuadro de Il Guercino (El enfurecido Marte retenido por Cupido) y un espléndido salero en bronce dorado de Gerolamo Campagna realizado en Venecia en el siglo XVI. Caylus apostará por un San Sebastián de Antonio Rimpatta, pintor boloñés activo en Roma y Nápoles hacia 1500; y Santiago el Grande en la batalla de Clavijo, un trabajo del pintor del siglo XVI Juan de Borgoña el Joven, que procede de una colección privada de Madrid.

Y la anticuaria Deborah Elvira, de Oropesa del Mar, presenta un emocionante hallazgo, un auténtico tesoro marino: un conjunto de joyas recuperadas de los galeones Nuestra Señora de la Pura y Limpia Concepción, hundido frente a las costas de la República Dominicana en 1641, y del Conde de Tolosa, que formando parte de la conocida como flota del azogue, se hundió en esas mismas aguas en 1724. Debido a las estrictas leyes que velan por la protección del patrimonio submarino, esta es una ocasión única de adquirir con todas las garantías tesoros que hoy en día sólo están al alcance de los museos nacionales.

Siete mil años de arte

El anticuario Maurizio Canesso, con galería en París y Lugano, es una de las máximas autoridades en pintura italiana de los siglos XV y XVIII. “En Tefaf mostraremos una bella Virgen María niña de Francisco de Zurbarán, un inédito Tarquino y Lucrecia de Luca Giordano y un curioso retrato de Velázquez pintado por su amigo Pietro Martire Neri”.

Los amantes de la arqueología tienen una cita en el stand del inglés Rupert Wace, que nos adelanta sus bazas para la feria: “Una excepcional vasija aqueménida de plata, del siglo V a.C, con forma de carnero recostado”. Por esta peculiar pieza persa de apenas 22 cms se piden 950.000 euros.“También exhibiremos un grupo romano en mármol que representa a Orfeo sentado sobre una gran roca y rodeado de un sequito de animales. Esta escultura, datada entre los siglos III y IV d.C está valorada en 1,2 millones de euros. El deseo de rodearse de objetos hermosos es tan viejo como el mundo. El futuro de las antigüedades es brillante”, asegura Wace. Fabio Rossi, de la galería londinense Rossi&Rossi, especializada en arte asiático, en especial del Himalaya, nos explica: “Ofreceremos dos piezas extraordinarias: un mandala Vajradhatu, una de las más antiguas pinturas tibetanas conocidas, de enormeimportancia histórica. Su precio es de 1,6 millones de euros. Y también un espléndido bronce mongol deVajrasattva y Shakti. Valorado en 1 millón de euros, es uno de los ejemplos mas exquisitos de la Escuela de Zanazabar de finales del siglo XVII y comienzos del XVIII.

Franck Prazan, director de la galería Applicat-Prazan, nos desvela una de sus propuestas más sugerentes: “Ofrecemos un importante Hans Hartung que perteneció al actor francés Alain Delon“. La galería francesa está especializada en la Escuela de París, artistas de la década de los 50 como Poliakoff, Appel y Jorn.

Una cita ineludible

“Para un profesional del mundo del arte, Tefaf es una cita ineludible -asevera Aurora Zubillaga, consejera-delegada de Sotheby’s España-. Tener la seguridad de que cada pieza que se ofrece viene respaldada por el visto bueno de un panel de peritos internacionales proporciona gran tranquilidad, y los coleccionistas aprecian estos minuciosos análisis de las pinturas, muebles, objetos de arte y demás tesoros que llenan los stands de las galerías de mayor prestigio en el mundo. Además, la presentación de las obras es exquisita y la organización de la feria extraordinaria. Uno puede disfrutar de los ejemplos más bellos de joyas, artes decorativas, muebles, arte antiguo y moderno, y todo ello presentado con el máximo cuidado y gusto”.

Virge niña dormida de Zurbarán, Centro arquitectónico en bronce, c.1745, y Vasija plata aqueménida, s. V a.C.

Para el coleccionista Enrique Vallés, Tefaf “es la excelencia en el fondo y en la forma. ¡Imagínese las mejores obras disponibles a nivel mundial, presentadas con elegancia, al alcance de quien las quiera poseer!. Podrá admirar piezas únicas que posiblemente no vuelva a ver nunca más y cuya autoría, época y autenticidad, han sido minuciosa e individualmente revisadas. Algunas le dejarán una huella imborrable.” “He tenido la suerte de visitar la feria asiduamente, tanto mientras trabajaba para Christie’s y luego Sotheby’s, así como ahora que soy asesor de arte independiente -dice Pablo Melendo-. La principal cualidad de esta feria es que todos los años te sorprende con la misma intensidad. No tienes la sensación de volver a algo conocido. Siempre es una experiencia nueva, sutil y que evoluciona con los gustos y el mercado del arte. Por no hablar del derroche de flores de mil colores, tulipanes, anémonas, que te alegran la entrada y los paseos de la feria. Descubrir las maravillas de la galería Kugel al entrar es siempre el comienzo perfecto. La distinción de los KunstKammer, las joyas, los muebles y el diseño contemporáneo, que gana cada vez más peso en el feria. Y la magia del Arte Tribal, que no deja de sorprenderme por su rotundidad, personalidad y modernidad”.

Los cuadros del veterano pintor valenciano Juan Genovés han sido una presencia constante en el stand de la galería Marlborough en las últimas ediciones. “Llevo varios años exhibiendo mi obra en Tefaf y los resultados y comentarios que me llegan son inmejorables en todos los sentidos. Nunca se me presentó la oportunidad de acudir personalmente. Es una deuda que tengo pendiente, pero estoy seguro de que este año cumpliré mi deseo”, expone. Y en el mismo stand veremos al pintor y escultor español David Rodríguez Caballero: “Presentaré esculturas lineales de pared en latón y dibujos a modo de pensamiento visual” nos adelanta.

“Excelencia y experiencia son las palabras que definen a esta “feria de los tulipanes” -dice Nadia Hernández, directora de la Fundación Francisco Godia- El “control de calidad” es una de las claves de la exclusividad de esta feria que cuenta con 29 comités formados por casi 200 expertos internacionales. Las piezas que no cumplen los requisitos de calidad son retiradas y custodiadas hasta el final de la feria. Y no se supervisa sólo la calidad sino también la procedencia. Tefaf fue una feria pionera al incorporar los registros de Loss Art Register”.

Para Paloma Fernández-Iriondo, asesora de importantes colecciones privadas: “Todos sabemos que los galeristas guardan sus mejores piezas para exponerlas en Maastricht convirtiéndose en reclamos para los coleccionistas privados y museos del mundo entero quienes muchas veces las reservan o compran en los primeros días de la feria. Todos los años me produce un gran placer pasearme de una forma tan íntima y privada en busca de la calidad en todas sus formas artísticas, algo que en Maastricht está asegurado. Me emociona encontrarme con un retrato de Velázquez, comprado por un galerista en subasta y al que una limpieza devuelve luz y presencia, o con un pequeño y exquisito cuadro pintado por Sorolla de su hija Elena paseando por la playa en una inesperada galería americana, pero también los espacios que crea Axel Vervoordt y las visitas a las galerías españolas”.

Algunas ‘perlas’ de la feria

Libro de oraciones del emperador Carlos V, realizado entre 1516 y 1517. Lo vende Jörn Günther Rare Books por 850.000 euros.

Moulin de la Galette, una obra emblemática de Vincent van Gogh ejecutada en París en 1887; la ofrece la galería Dickinson. L’Ilêauxortier, precioso lienzo de Claude Monet pintado en 1897, que vende la galería Richard Green. Su precio: 10,8 millones de euros.

Una sopera de plata del orfebre Jacques-Nicolas Roettiers, de 1770, que perteneció a la emperatriz Catalina la Grande de Rusia, se ofrece en Koopman Rare Art.

El fragmento de un carcaj persa en oro, del siglo VII a.C, con seis escenas de figuras heroicas luchando contra un león. Se expone en Merrin Gallery por 615.000 euros.

Joos de Momper el Joven y Jan Brueghel el Viejo firman al alimón un Paisaje de invierno de 1620. Los dos artistas colaboraron en mas de 80 pinturas. Este cuadro perteneció a la familia Rothermere, que lo subastó en Christie’s en 1976 por 30.000 libras; fue adquirida en Sotheby’s, en julio de 2013, por 218.000 euros, y ahora lo ofrece Johnny Van Haeften por 450.000 euros.

Lucrecia, un icónico cuadro de Lucas Cranach el Joven ejecutado hacia 1537, y que sale al mercado después de 50 años lejos del ojo público. Lo vende Weiss Gallery por 1,8 millones de euros.

Un importante brazalete en marfil de Benin, del reino de Edo, siglos XV-XVII, de la galería Entwistle. Fue propiedad del artista Jacob Epstein y ahora está valorado en 400.000 euros.

Tulipanes, Rosas, peonías y otras flores, un bodegón de Jan van Kessel el Viejo pintado en la década de 1650, que pudo ser un encargo importante, por su tamaño y estilo. Se ofrece en David Koetser Gallery por 500.000 a 600.000 euros.

El Libro del Emperador. Petrus Apianus fue un humanista y astrónomo alemán del siglo XVI que fue nombrado matemático del emperador Carlos V. A él le dedicó la obra ASTRONOMICUM CAESAREUM, considerado “el libro científico más lujoso y bonito de todos los tiempos”. En TEFAF Maastricht estará a la venta en la galería Crouch Rare Bookspor 1,4 millones de euros.

Un plato de la Dinastía Yuan. Entre 15 y 16 millones de euros se piden por esta extraordinaria pieza que exhibirá la galería Littleton & Hennesy Asian Art. En el mundo del arte asiático, encontrar una pieza de estas características equivale para los expertos en Antiguos Maestros de la pintura a hallar una obra desconocida de Rembrandt o Miguel Ángel.

 

Un mercado de 47.400 millones de euros

Según revela el nuevo informe publicado por TEFAF Maastricht, el mercado global del arte y las antigüedades ha vuelto a alcanzar prácticamente los extraordinarios niveles de los años de auge previos a la recesión, impulsado por compradores en Estados Unidos y por el aumento de los precios de obras de importantes artistas de posguerra y contemporáneos. El informe TEFAF Art Market Report 2014 – The Global Art Market with a focus on the US and China (El mercado global del arte enfocado en EE.UU. y China) muestra que el volumen total de ventas del mercado internacional del arte y las antigüedades alcanzó en el año 2013 una cifra de 47.400 millones de euros, lo que supone un aumento del 8 % respecto al ejercicio anterior. Esto le sitúa a un nivel tan solo ligeramente inferior al récord histórico de 48.000 millones de euros alcanzado en 2007, inmediatamente antes de que la crisis económica mundial hundiera el mercado, situándose en 28.300 millones en 2009.

La continua recuperación del mercado del arte y las antigüedades en 2013 se debe principalmente a dos factores: un incremento del 25 % en el valor de las ventas en los Estados Unidos, país que ha restablecido firmemente su posición como centro principal del mercado global, y un crecimiento del 11 % en el valor del sector del arte de posguerra y contemporáneo. Este último ha alcanzado una cifra total de ventas en subasta de 4.900 millones de euros, máximo histórico debido a los precios récord pagados por obras de artistas como Francis Bacon, Roy Lichtenstein y Andy Warhol. No obstante, la recuperación no se ha producido de forma uniforme en todas las áreas y países del mercado.

Acceso artículo

Deixa una Resposta

XHTML: Podeu fer servir aquestes etiquetes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>